Halcón ratonero

reserva ecológica

Se trata de una península de terreno de 11 ha, que se adentra en un lámina de agua que la rodea lo que le da una enorme belleza y singularidad y a lo que hay que sumar una orografía del terreno alomada con diferentes exposiciones y tipos de suelo que hacen que el cortejo botánico y la fauna salvaje sean ricos y variados.

Está  a 7 km de la población mas cercana, aislada y en plena naturaleza. El acceso se realiza a través de un camino forestal.

Flecha

el paisaje

El paisaje no presenta contaminación humana alguna. Desde la finca, a un lado, se observa la  Sierra del Aljibe y Alcalá de los Gazules, precioso pueblo caracterizado por una estampa y tipismo andaluz de enorme belleza y del otro, el embalse de Barbate, uno de los mas meridionales de Europa y que a sus espectaculares vistas hay que unirle la enorme riqueza ornítica que se congrega en sus inmediaciones en especial en los periodos migratorios en los viajes de ida y vuelta entre Africa y Europa.

No existe contaminación por ruidos, lumínica o de infraestructuras por lo que la paz y el sosiego se contagian en su interior.

Orilla del pantano Barbate desde Las Lomillas
Flecha
Seta en Finca ecológica Las Lomillas
Helechos - Parque Los Alcornocales

la vegetación

Es Alcornocal es el tipo de bosque más abundante en la finca, caracterizándola, y siendo objetivo primordial de nuestra gestión el de su regenerado mediante la plantación y siembra de nuevos ejemplares. El sotobosque puede estar formado por especies muy diversas, que dependen de la exposición, la topografía y la intensidad de la perturbación a que se ha visto sometido en décadas anteriores a la actual gestión. Otro aspecto decisivo es el de la protección del todopoderoso viento de levante que moldea a placer y distribuye finalmente las especies.

En las laderas abundan el lentisco, el mirto, el madroño, el agracejo, escobón, durillos, espinos de fuego, torvisco, ulex etc.,

Si descendemos por las laderas nos desaparecerán las de areníscas y unidas a ellas aparecen los acebuches u olivos salvajes ocupando los suelos profundos y arcillosos de bujeo, que afloran en la zona inferior de la finca por lo general con exposición sur.

Al acebuche le acompañan frecuentemente un matorral termófilo formado por lentiscos, palmera salvaje o palmito, matagallos, coscojas y enredaderas o lianas así como espárragos salvajes muy ligados a la gastronomía local. Las densidades son muy variadas pasando de zonas adehesadas a otras donde su excesiva “naturalidad“ hace que sean impenetrables.

Los claros están formados por excelentes pastizales principalmente en las orillas del pantano existente, y en los arroyos aparece vegetación de ribera introducida con tarajes,  fresnos, quejigos, laureles y chopos. También aporta biodiversidad la laguna artificial creada en la que las especies de carácter palustre y acuático complementan un rico y variado cortejo botánico sumamente concentrado.

Flecha

la fauna

El hábitat que proporcionan las formaciones vegetales mencionadas es aprovechado por una rica fauna que va desde los grandes herbívoros característicos en la zona como es el caso del ciervo, a las innumerables especies de invertebrados donde las poblaciones de libélulas y mariposas toman especial protagonismo.

Los pequeños mamíferos son lógicamente abundantes en un bosque que produce gran cantidad de recursos alimenticios, así como sus depredadores inmediatos. Aquí viven el lirón careto, el erizo, el ratón de campo, los topillos, las musarañas, los topos y los conejos. Entre los depredadores es posible observar los meloncillos, el zorro, la gineta y el tejón. Próximo al pantano también se detecta por sus rastros y se llegan a ver las nutrias.

Sobrevolando la finca es de destacar la excepcional riqueza de rapaces. Algunas se encuentran entre las especies más amenazadas del continente como el Aguila Imperial ibérica, águila pescadora, azor, milanos, gavilán, águila calzada, cernícalo vulgar y águila culebrera que nidifican en árboles próximos. Entre las nocturnas es fácil observar al buho real, los cárabos y los mochuelos.

Entre las pequeñas aves podemos observar pinzones, jilgueros, zorzales, petirrojos, currucas, carboneros, herrerillos, alzacolas, mosquiteros, verderones, colirrojos, papamoscas cerrojillos, agateadores, oropéndolas, abejarucos y picos picapinos. La existencia de una laguna artificial con abundante vegetación hace que numerosas especies de anátidas y limícolas la usen en época de cría, siendo las Lomillas el primer lugar del PN de los Alcornocales en donde se han citado por primera vez la nidificación de espátulas formando colonias y de críalos parasitando nidos de córvidos.

Los anfibios y reptiles están también representados por un gran número de especies. Así, es posible encontrar a la mayor de las culebras ibéricas, la culebra bastarda junto con la culebra de escalera, coronela meridional, culebra de agua entre otras.

Pero la gran riqueza faunística de esta finca, así como de las colindantes, llegan poco a poco: el hecho de que linden con el embalse, el vaso  lagunar de suaves pendientes que lo forman y la cuidada gestión de la finca está provocando la instalación en los árboles de la zona de colonias de aves de manera progresiva y constante …algo que nos obliga a proteger y potenciar nuestro modelo de gestión.

Abejarucos luchando en Las Lomillas
Familia de ciervos en Las Lomillas
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text.

Start typing and press Enter to search